• UVR escritores fantasma

5 pasos definitivos para escribir un libro de no ficción

¿Has escuchado esa voz en tu interior que te dice que estás en el mejor momento de tu vida para escribir un libro y en él compartir esa historia de vida que puede inspirar y motivar a otros?


¿Has reunido una amplia experiencia y sientes que es el momento de compartir lo aprendido con otras personas interesadas en tu campo de conocimiento?


¿Deseas escribir un libro y plasmar en él una narrativa llena de aprendizajes y conocimientos que pueden aumentar la cantidad de información que tu público lector tiene con relación a ese tema en el que tú eres experto?


¿Sientes que puedes mejorar una práctica a través de un libro que contenga una serie de instrucciones o una guía que tú mismo has elaborado con base en tus años de experiencia y profundo conocimiento?


Sea cual sea tu objetivo, si quieres escribir un libro de no ficción y tienes un propósito, pero no sabes por dónde empezar ni qué proceso seguir, en este post te contaremos cuáles son los 5 pasos esenciales por seguir para construir tu historia o el tipo de narrativa que vayas a utilizar para compartir tus conocimientos y ver finalmente tu libro publicado.


¡Te invitamos a que sigas esta ruta de 5 sencillos pasos para que comiences a escribir tu libro de no ficción!


1. Determina tu propósito.

2. Identifica quiénes serán tus lectores ideales.

3. Toma ejemplos de otros manuscritos y escoge el formato del libro.

4. Define el enfoque de tu libro, es decir, establece qué problema vas a resolver.

5. Realiza una lluvia de ideas para tener un primer esquema de tu libro.


Y luego ¡a escribir!


Tal como lo muestra la siguiente figura:




A continuación te contamos con un poco más de detalle de qué se trata cada paso.


1. Determina tu propósito para escribir


Si te encuentras en alguna de las siguientes situaciones, has encontrado un propósito para escribir un libro de no ficción:


  • Eres bueno en algo y quieres compartir lo que sabes y lo que has aprendido. Has vivido una historia de vida que puede inspirar y motivar a otros.

  • Sientes que es un buen momento para compartir la experiencia que has reunido en el área o en el trabajo al que te dedicas.

  • Tienes un negocio en el que ofreces un producto o servicio y quieres darlo a conocer.

  • Hay un tema que te apasiona y del que quieres hablar.

  • Ves en un libro publicado la oportunidad de ganar reconocimiento o credibilidad en tu campo de conocimiento o entre tus clientes.

  • Ya eres reconocido en tu área y ahora quieres compartir tu historia personal de emprendimiento o superación con los demás.

  • Tienes algo que decir y compartir con los demás y has identificado esa intención de querer difundir lo que sabes o lo que has vivido.


Visto así, tu propósito para escribir un libro de no ficción puede ser tu currículo, tu forma de presentarte a ti mismo a tus clientes, a tus lectores o al mundo entero, y también el primer paso para ser un escritor reconocido o una persona de éxito en el mundo de los negocios.


Por eso ¡ten mucho cuidado al determinar tu propósito! Y no olvides que bajo ese propósito siempre debes buscar contar la verdad y ser honesto con tus lectores: cuéntales hechos reales, enséñales prácticas o instrucciones que sí funcionan, háblales de experiencias en las que también fracasaste, sé honesto y real no perfecto, no se trata de una novela o de un libro de ficción.


Así lograrás que tus lectores se sientan identificados con la historia que cuentas y podrás conectar con sus emociones, solo entonces tu libro comunicará un verdadero mensaje y tendrá trascendencia en la vida de quienes lo lean.


2. Delimita quién es tu lector objetivo o ideal


No puedes escribir tu libro para todo tipo de público, es necesario que delimites a quiénes va dirigido para que así, sabiendo quienes son tus lectores, puedas escribirles con precisión.


Imagina que estás en un grupo de lectura y que discuten sobre un mismo tema un estudiante, un abogado, un atleta y un empresario exitoso, seguro para algunos de ellos será interesante escuchar sobre el tema y haber leído sobre él pese a que no sea su campo de trabajo o de estudio, y también es probable que todos tengan una opinión formada o algo por decir al respecto para aportar a las reflexiones e interpretaciones que salgan de la discusión.


Ahora, imagina escribir un libro con muchos temas o distintas voces, con una variedad de recursos en el lenguaje, diferentes estilos y tonos para alcanzar a la mayor cantidad de lectores que te sea posible o simplemente para que a cualquier persona a la que llegue tu libro se sienta identificada con la historia o lo que cuentas ¿no crees que fracasarías en el intento?


Si escribes para todos los públicos al final ninguno se beneficiará realmente con tus consejos y ninguno se sentirá identificado. No escribas para todos, no es necesario, aunque puede haber un público amplio con distintos intereses que pueda llegar a leer tu libro.


Enfócate en escribir con precisión para un solo tipo de público a la vez o para tu lector ideal, ese que específicamente buscará y comprará tu libro.


De la misma manera como te diriges a un emprendedor no puedes hablarle a una persona que ha reunido muchos años de experiencia en la dirección ejecutiva de una empresa, pues ambos tienen experiencias y necesidades distintas, por lo tanto, si escribes para los dos no lograrás tu objetivo al escribir.


Tus lectores tienen algo que aprender, un problema o necesidad específica, determinada edad, un aprendizaje base, unos intereses particulares, un género, cierto nivel de formación, gustos particulares, una forma de comunicarse, unos referentes literarios y en su área de conocimiento o en la vida, entre muchas otras características muy marcadas en las que debes pensar al momento de documentarte o reunir la información que vas a compartir y también al momento de escribir para saber cómo dirigirte a ellos y cómo contarles esa historia que estás por empezar a narrar.


3. Define el enfoque de tu libro, es decir, el problema que vas a resolver


Dependiendo de tu propósito, en este paso selecciona el problema o la necesidad que va a resolver tu libro. Veamos un ejemplo…


Si eres psicólogo y ya has determinado que tu objetivo es compartir tu historia personal sobre cómo dejaste de fumar para ser un referente para otros y ayudar a tus futuros lectores, ahora debes pensar qué tipo de ayuda vas a brindar. ¿Esperas ayudar a tus lectores a dejar de fumar?, o ¿intentarás a través de la lectura que tus lectores tengan un primer acercamiento a la terapia para reemplazar la nicotina?, o ¿los ayudarás a resistir los síntomas que se presentan cuando ya se ha iniciado un proceso y se tiene síndrome de abstinencia?


Debes pensar en qué tipo de necesidad o problema específico vas a resolver, porque de ello depende qué tipo de contenido tendrá tu libro de no ficción.


No puedes explicarlo todo o abordar todos los temas en un solo libro, tenlo en cuenta. Incluso en este paso puedes considerar una lista de problemas que quieras abordar en futuros libros, pero por el momento debes centrarte en resolver un solo problema o una sola necesidad.


No hace falta que incluyas todos los problemas. Entre más particular y específico sea el contenido mucho mejor, porque así tu libro tendrá una mayor aceptación entre tus lectores siendo realmente de ayuda para ellos y teniendo una información o un contenido de calidad y en la cantidad necesaria.


Recuerda ¡un solo tema a la vez!


4. Escoge el formato de tu libro de no ficción


¡Llegó el momento de escoger el formato de tu libro!


Sí, por ejemplo, escribirás un libro de negocios debes decidir qué tipo de formato te ayudará a presentar de una mejor manera toda la información que contendrá tu libro: si incluirás enseñanzas para pasar a la acción, si dividirás el manuscrito por capítulos, si el libro comprenderá consejos empresariales sabios y cómo los incluirás en el texto, si contarás experiencias y anécdotas para que tus lectores conozcan tu experiencias, si tu libro tendrá ejemplos de aplicación o si anotarás algunos testimonios de clientes o personas que te conozcan.


Todos esos son formatos diferentes entre los cuales tú puedes elegir uno o más para presentar el contenido de tu libro. Además, en este caso donde hablamos de un libro de negocios, debes decidir cuál es el subgénero de libros de no ficción en el que escribirás: si serán unas memorias, una biografía, una autobiografía, un libro de instrucciones, un libro de autoayuda, si el texto será académico o si será un libro de liderazgo.


Si lo que quieres, por poner otro ejemplo, es inspirar a otros con tu propia historia de vida para que esta sea un referente para otras personas que tienen los mismos objetivos, problemas, deseos de cambio, propósitos o intereses que tú, pero no saben por dónde empezar o cómo lograrlo, los subgéneros con los que puedes escribir tu libro son autoayuda, biográfico o autobiográfico.


Debes seleccionar uno de ellos. Y también deberás escoger el tipo de formato que vas a emplear, pues un manual no se escribe ni se presenta de la misma forma que un recetario, un diario, un libro de autoayuda, un libro de texto, unas memorias, un libro de trabajo o de un paso a paso, entre muchos otros estilos que puedes considerar.


Una vez hayas definido que lo que vas a escribir es un libro de no ficción, debes determinar a cuál subgénero pertenece el tema de tu libro. Y luego debes seleccionar la categoría específica de tu libro, para lo cual puedes visitar nuestro post sobre 14 tipos de libros de no ficción que puedes escribir para elegir el género más adecuado para abordar el tema que seleccionaste.


5. Haz una lluvia de ideas para determinar los temas clave para elaborar el esquema de tu libro


Utiliza cualquiera de las opciones que tienes para hacer una lluvia de ideas que te ayude a determinar los temas clave para elaborar el esquema de tu libro.


Este paso es muy importante porque cada una de las ideas o los temas que incluyas dará forma al contenido de tu libro, además, esas ideas pueden llegar a ser o darles nombres a los capítulos o subcapítulos de tu libro.


Si eres experto en el tema que abordarás y lo manejas a fondo haz un listado de las ideas y los subtemas que puedes incluir en el contenido de tu libro. Eso te permitirá saber qué temas manejas a la perfección y sobre qué otros tantos necesitas reunir información y documentarte más, pues antes de empezar a escribir debes tener claridad sobre los aspectos que vas a tratar y el problema a solucionar.


En este paso te darás cuenta si, además de tu experiencia y tu conocimiento, necesitas otros estudios, testimonios, estadísticas, referentes, fuentes de información, visitar archivos o bibliotecas para obtener información, etc., todo ello enfocado al problema o a la necesidad que atenderá tu libro.


Hecho esto, el paso siguiente es decidir qué incluirás en el libro y qué ideas vas a descartar, al menos momentáneamente o para el proyecto de escritura que acabas de empezar por no ser necesario para este libro, lo que significa que no debes descartar definitivamente ninguna idea.


Una vez hayas decidido cuál será el contenido de tu libro comienza a reunir todos los archivos fotográficos que tengas y recopila memorias de otras personas para completar la construcción de las historias y experiencias que vas a contar, o documéntate a fondo para que tengas la mayor cantidad de información para redactar el manuscrito.


Toma nota de todo lo que recuerdes, leas y hayas escrito anteriormente de forma esquemática. Luego ordena con una secuencia lógica los temas que vas a tratar en los capítulos y subcapítulos de tu libro, es decir, la manera como vas a presentar los temas.


Esquematiza una estructura previa y sencilla para el manuscrito colocando uno a uno, en orden lógico, jerárquico y de importancia cómo deseas que tus lectores lean y comprendan lo que les estás contando.


Esto será lo que definirás en el último paso: en qué orden le contarás a tus lectores la historia o en qué orden lógico deben seguir el paso a paso o el método que propones en tu libro.


 

Sea que contrates a un escritor fantasma (ghostwriter o escritor por encargo) o si lo escribes tú mismo, no olvides utilizar estos consejos para comenzar a construir tu libro de no ficción de una vez por todas y compartir esa historia extraordinaria que deseas dar a conocer a todos tus lectores.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo