• UVR escritores fantasma

Cómo convertir tus post de redes sociales en un libro

Actualizado: ene 27

Las redes sociales se han convertido en el canal de comunicación preferido por todos, por eso, actualmente abundan los creadores de contenidos quienes buscan compartir constantemente actualizaciones para mantener activa a su comunidad de seguidores.


En ese universo es posible encontrar personas que publican contenidos relacionados con temas complejos, pero también aquellas que publican contenidos trillados, e incluso se encuentran las que suben contenido objetivamente irrelevante; aun así, todos tienen algo en común: si son buenos comunicadores tienen una audiencia, ya sea pequeña o grande.


Algunos de estos creadores de contenido consideran que sus post son dignos de ser cristalizarlos en un libro, y en efecto se ponen en esa tarea y logran pasar sus videos, fotos y copys a un libro escrito en prosa que también puede convertirse en un producto predilecto por sus seguidores.


Es posible que tú también quieras escribir y publicar tu libro a partir del contenido que compartes en tus redes sociales o en YouTube. Sin embargo, es imposible tener un libro coherente con solo transcribir los videos o podcast, o bien, cortar y pegar los post o copys que hayas creado para tus redes sociales, pues así quedará como una cobija hecha con retazos, carente de hilo conductor.


Por lo anterior, queremos compartir contigo 6 trucos para convertir exitosamente el contenido de tus redes sociales en un libro publicable:


1. Agrupa el contenido del libro por temas y selecciona los más relevantes


No pretendas recopilar y ordenar la información de tu libro desde la primera publicación hasta la última en orden cronológico, en su lugar, selecciona

los 4 o 5 subtemas que abordas regularmente en tus post y desarrolla el libro bajo ese esquema de organización.


Se sugiere esbozarlo desde el subtema del que más hablas hasta el que menos tratas en tus publicaciones.


Adicionalmente, no trates de incluir todo lo que publicas, selecciona solo aquello que creas puede ser de interés para tus lectores y que además, se relacione con el tema de tu libro.


Es posible que publiques sobre muchos temas como política, emprendimiento, viajes... pero si has seleccionado emprendimmiento como el tema de tu libro, porque de hecho eres un influencer de emprendimiento (o tienes unas redes sociales enfocadas hacia este tema), no debes agregar los post que has hecho sobre política u otros en el libro; estos descártalos y déjalos para tu siguiente escrito.


2. Redacta una introducción


En cualquier texto escrito la introducción define el esquema en que será presentada la información y el contenido de cada apartado, por eso, es importante que una vez tengas el contenido transcrito (e incluso antes) redactes una introducción, que aunque será preliminar, te permitirá organizar las ideas en tu cabeza.


Una estructura recomendada para esta es la siguiente:


  • El objetivo del presente libro es: _________________________________

  • Está dirigido al siguiente público objetivo: _________________________

  • Su lectura es importante porque: ________________________________

  • El contenido del texto estará dividido en x capítulos, que son: ________

  • Cada uno de ellos contendrá la siguiente información: _____________

  • Adicionalmente a lo largo del libro presento: _______________(historias, anécdotas, casos de éxito, ejercicios, fotografías, esquemas, cheklist, entre otros) para lograr su mayor comprensión y aprovechamiento.

  • Al finalizar el libro el lector: (habrá comprendido con claridad el tema de _________________ o tendrá las bases para ____________________ o conocerá el camino que he recorrido para llegar aquí _______________ etcétera).

Lo más probable es que el orden de los capítulos e incluso su contenido se modifique, pero hacer este ejercicio: escribir la introducción, será como definir la hoja de ruta para conseguir tu libro publicado de una forma más sencilla, pero lo más importante, es que estarás construyendo algo valioso y de interés real para tus lectores, pues en la medida en que organizas las ideas en tu mente, podrás organizarlas en tu texto para que se convierta en una lectura de impacto.


3. Apóyate en ejemplos y anécdotas


Si bien puedes tener mucha información publicada en redes sociales, te darás cuenta que al pasarla a texto la extensión del libro puede ser menor a la deseada, por eso, un truco es incluir muchos ejemplos y anécdotas.


Todo depende del tema de tu libro. Si es la historia de tu vida, las anécdotas le darán un toque interesante pues con ellas podrás ejemplificar alguna enseñanza que te haya quedado o un consejo que estés compartiendo. Si por el contrario es un libro de enseñanza o de consultoría, los ejemplos serán tu mejor aliado, presenta casos de éxito tuyos o de terceros, esto reforzará la explicación y además te dará las páginas adicionales que necesitas.


Solo verifica que sean realmente pertinentes, es decir, no se trata de agregar ejemplos y anécdotas de forma indiscriminada, sino de lograr que estos se anexen al texto de forma natural y que logren complementarlo sin volverlo repetitivo o difícil de entender.


4. Utiliza un checklist para no repetir información


Nuestra recomendación es que antes de empezar a redactar el libro o incluso, antes de hacer la revisión general final construyas un checklist o lista de verificación con cada uno de los temas que planeaste hablar al principio, sin dejar uno por fuera; y luego, cuando hayas abordado cada uno de ellos, los vayas tachando de tu lista, así sabrás sobre cuáles temas ya hablaste y no incurrirás en redundancias que no solo son innecesarias, sino que afectan tu libro, pues pueden tornarlo aburrido, repetitivo y más extenso de lo necesario.


5. Transcribe tus videos o podcast de YouTube y contrata a un corrector de estilo.


Si tienes abundante material en audio y video, crear un libro será más sencillo que si usas imágenes, álbumes o post escritos; pues por nuestra experiencia, lo que suelen hacer los podcaster es transcribir esta información con alguna APP y luego envíar esas líneas gruesas escritas de forma rudimentaria a nuestro equipo de correctores para armarlas en prosa y obtener un libro coherente.


En algunos casos se solicitará información complementaria y en muchos casos se eliminará contenido innecesario.


3. Contrata a un escritor fantasma


Un buen escritor fantasma te ayudará a perfeccionar los puntos fuertes de la idea de tu libro y dejará fuera todo lo que de otra manera desanimaría a tus

lectores.


Tomará el universo de tus publicaciones y las plasmará en un libro de forma organizada y basado en su experiencia editorial.


Esta podría ser la mejor alternativa, teniendo en cuenta que tu objetivo es hacer algo diferente a lo que has venido haciendo hasta ahora con éxito en tus redes sociales, escribir un libro no es lo mismo que escribir un post en redes sociales.

15 vistas0 comentarios