• UVR escritores fantasma

Sin dinero pero con internet: historia de una exitosa pareja emprendedora


Hace un poco más de cinco años Ulises y Verónica decidieron escapar juntos a la capital del país, la falta de dinero les impedía realizar su sueño de vivir juntos y empezar una familia; así que empacaron su vida en dos maletas y emprendieron su primer viaje juntos.


Las 26 horas de viaje por tierra les permitieron hablar de sus metas: querían conseguir un buen empleo, un lugar pequeño para vivir juntos, poder tener dinero para enviar a sus padres y contar con efectivo para una vida común y corriente.


Nada grande, nada descomunal, ser empresarios nunca estuvo entre sus opciones en ese momento; su mente solo buscaba una buena vida no una vida grandiosa como la que realmente alcanzaron y tienen ahora.


Actualmente son dueños de dos empresas exitosas: UVR escritores fantasma y UVR correctores de textos, lograron ser internacionales, sus ventas provienen de diversos lugares del mundo, generan empleo y lo principal: son libres, en el sentido que pueden hacer lo que quieran con su tiempo; ambos llegaron a la conclusión que el objetivo de volverse ricos era ser libres.


Son consientes de que el dinero da libertad, ¿qué tipo de libertad?:


Libertad para elegir lo que queremos hacer con nuestro tiempo y libertad para no tener que lidiar con gente que no nos agrada.  (Entrevista con Ulises) 

¿Siempre fue así?, por supuesto que no.


Viajaron a la gran ciudad con muy poco dinero, unos 300 dólares, de los cuales tenían solo 150 líquidos, pues los otros 150 estaban en una cuenta por cobrar; llegaron sin experiencia laboral, sin contactos, sin familia en esa ciudad que los apoyara, pero con muchas ganas de empezar su nueva vida.


Pasaron meses muy duros donde incluso algunos días no contaban con un dólar para pagar el pasaje en el bus de transporte público, compraban ropa usada en un dólar que vendían indigentes del centro de la ciudad, pedían micropréstamos por internet para sobrevivir y el menú de sus comidas no pasaba más allá de lentejas, arroz, huevos y pan.


Un día le pedí a unos trabajadores de la construcción unas monedas para completar el pasaje; y ellos lo hicieron. Nos permitieron sobrevivir un día más en esa ciudad. (Entrevista con Ulises) 

De forma increíble, esta pareja logró sortear todos los obstáculos que se les presentaron al llegar a la capital del país y salieron adelante ¡y de qué forma!


Dicen que lo que empieza mal termina mal, pero no creo en esa frase, además, pienso que no es muy relevante si fuera cierta, porque para mí lo verdaderamente valioso es el camino que recorremos, no llegar a la meta; y nosotros en estos cinco años hemos recorrido un gran camino y nos hemos sorprendido de lo que hemos logrado.
Cuando llegamos a la capital del país, efectivamente, después de un tiempo, encontramos dos empleos que en realidad no eran de nuestro agrado, los largos trancones, malos jefes y falta de motivación, además de que el dinero no nos alcanzaba nos hicieron tomar la segunda decisión más importante de nuestras vidas (la primera fue empezar una relación): emprender. (Entrevista con Verónica)

Los jóvenes pensaron en montar una empresa para no tener que salir a trabajar, sino quedarse en casa y disfrutar de su vida juntos, por eso decidieron formar un emprendimiento digital que funcionara a través del teletrabajo.


Cuentan que con las facilidades que les brindaba el internet crearon su perfil en Facebook, luego crearon un sitio web (gratuito al principio, usando Wix) y seguidamente su perfil en Instagram; actualmente su sitio web está tan bien posicionado en los motores de búsqueda que son los primeros en salir en Google cuando alguien busca sus palabras clave (corrección de estilo tesis), además,tienen una comunidad en redes sociales de más de 300 mil seguidores.


Sus ventas provienen de Google, referidos, recurrentes y redes sociales; nunca han tenido un local físico y todos sus empleados trabajan desde su casa, a la mayoría ni siquiera los conocen en persona.


Se volvieron diseñadores, pues ellos mismos crearon y diseñaron su sitio web, así como expertos en SEO y en marketing digital; no tenían dinero para invertir pero sí mucha voluntad par aprender y emprender. ¡Algo sorprendente!


Al principio fue difícil, pero siempre fuimos arriesgados, eso nos ha caracterizado, no le tememos a los cambios, más bien los buscamos; no nos preocupa salir de nuestra zona de confort más bien eso nos motiva; somos amantes de los cambios y de buscar nuevos retos, prueba de eso es que actualmente nos mudamos de vivienda cada dos o tres años. Esa caraterística nos ha llevado a avanzar mucho más de lo que esperábamos en un principio y a conseguir cosas que nunca antes hubiéramos imaginado. 

Sí, hemos cometido errores, pero lo importante es que poco a poco hemos ido aprendiendo de ellos, son el mejor maestro de la vida. Así mismo, somos totalmente autodidactas, por tanto todo lo que hemos logrado ha sido porque hemos estudiado mucho y aplicado lo más que podemos. (Entrevista con Ulises)

Afirman que una de las personas que más influyó en su vida fue un hombre adulto de unos 52 años que conocieron poco después de llegar a la ciudad, de hecho, era su compañero de apartamento. Su primer lugar para vivir estaba ubicado en uno de los lugares más peligrosos de la ciudad, el centro, donde convivían con drogadicción, prostitución, delincuencia y un largo etcétera.


Sin embargo, cuentan que su roommate era una persona de modales que nunca antes habían conocido, con grandes sueños y con costumbres que se comparaban a un gran hombre de negocios con cultura. En ese momento tenía un pequeño negocio de venta de café bajo una marca propia que él había creado, y además, tenía un pequeño local de venta de capuccino, café y tortas.


Sentarse en ese pequeño local se sentía como visitar la cafetería más lujosa de la ciudad; música de ambiente y excelente atención era lo que se percibía. Él nos contaba con mucha pasión y entusiasmo qué contenía cada torta, cuáles eran sus beneficios y nos narraba las características de su café.

Al llegar la noche, en el apartamento nos contaba sobre sus planes y sueños a futuro, decía que él pensaba en grande y que quería llevar su marca más allá de las fronteras del país, pensaba en exportar, en vender a lo grande, era increíble; a pesar del contexto en el que vivíamos él se sentía como en el lugar más lujoso de París, su círculo de amigos, que tampoco eran hombres exitosos, hablaban de arte, cine y cultura. 
Era sorprendente, realmente este señor cambió nuestra mentalidad, nos mostró la otra cara de la moneda, la otra forma de vivir la vida, "persiguiendo sueños y metas, no necesariamente pequeñas, como las que nosotros teníamos, sino grandes" buscando dejar un legado y construir algo propio. 
Fue una experiencia única, además, nos dejó una gran lección, él doblaba y más nuestra edad, para ese entonces yo tenía 21 y mi esposo 24, pero vivía la vida y pensaba como si fuera el más joven de los tres. 
Sabemos que conocer a esta persona cambió totalmente nuestra vida, incluso aprendimos nuevos y mejores hábitos alimenticios y de comportamiento, la decencia, la prudencia, cuidar la salud a través de la alimentación, era realmente increíble, siempre nos preguntamos si él había sido una persona rica y de éxito en algún momento de su vida. (Entrevista con Verónica)

Cuando Verónica y Ulises empezaron con su primera empresa prácticamente no tenían los conocimientos requeridos para hacerlo, ni siquiera del servicio que iban a ofrecer; simplemente se atrevieron y estudiaron mucho; luego, se volvieron buenos en lo que hacían, adquirieron un poco de fama en internet y empezaron a sistematizar lo que hacían para delegar y crecer.


Entonces, de acuerdo con su experiencia el secreto está en lo siguiente: vuélvete un experto en algo, especialízate, crea sistemas, diseña manuales, inventa una forma particular de hacer las cosas y luego delega. Delegar te permite dedicar tiempo para seguir estudiando y hacer lo que más te gusta.


Todo lo aprendieron por su cuenta, viendo videos, leyendo artículos, leyendo libros y escuchando historias de otros; se reinventaron, renacieron para convertirse en grandes personas con grandes sueños y que día a día cosechan logros que contribuyen más a lo que son hoy, personas de éxito.


Actualmente tenemos mucho por aprender y muchos sueños por cumplir, pero estamos agradecidos y felices con lo que hemos logrado, valoramos cada uno de nuestros triunfos y continuamos estudiando, delegando y aplicando lo que aprendemos; sabemos que podemos lograr todo lo que queramos. Pero nuestro principal objetivo es siempre ser libres, no queremos sacrificar eso que siempre ha sido nuestro propósito central de vida y por lo cual empezamos todo esto. (Entrevista con Ulises)

Así que guarda este consejo: fíjate un objetivo claro y no lo pierdas de vista nunca, esto te permitirá no desviarte y a la vez, cumplir con todo lo que te propones.


Además, recuerda siempre estas palabras finales:


Nosotros no nacimos ricos, no heredamos nada, ni siquiera conocimiento, mi familia era disfuncional, nací en un pueblo pequeño, rodeada de muchas carencias y de poca educación; heredé un talento y una forma de ser que gracias al estudio he logrado sacarles provecho; mi esposo, es hijo de una madre y un padre empleados domésticos, sin educación y en un barrio rodeado de delincuencia, pandillas y drogas. 

Y aquí estamos, no importa de dónde vienes sino hacia dónde te diriges, nosotros somos empresarios exitosos pero además tenemos una hermosa familia; y actualmente, respondemos económicamente por nuestros padres, abuelos y algunos familiares. Ser empresarios no solo nos ha permitido mejorar nuestra vida sino la de las personas que más nos quieren. (Entrevista con Verónica)



*Ulises Rodríguez

CMO y cofundador en UVR


**Verónica Buelvas

CEO y cofundadora de UVR

109 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Colombia: (+57) 3012255517 - Perú: (+51) 921449470 - Chile:(+56) 936422156- México: (+521) 5618552222 - Ecuador: (+593) 961175161 - España: (+34) 603293828

©2020 por UVR escritores fantasma. Creada con Wix.com