• UVR escritores fantasma

Cómo definir el título de tu autobiografía

A pesar del valor que tienen las autobiografías para transformar vidas y generar cambios, lo cierto es que es un género que no cualquiera se anima a leer, muchas veces porque se prefiere la ficción o porque cuesta creer que la experiencia de otros nos pueda ayudar a ver el mundo de una manera diferente. Por esta razón, un título atractivo que motive al lector es un factor crucial.


Leer una autobiografía es habitar la vida de otros, poner en pausa nuestra realidad y descubrir que hay mucho que no sabemos de las realidades ajenas, que hay mucho por aprender, valorar y apreciar. ¡Toda una caja de sorpresas que necesita ser llamativa para despertar la curiosidad por descubrir qué hay adentro!


Ahora bien, ¿por dónde empezar para lograr esto? ¿Se debe pensar en un título antes o después de construir el relato? ¿Qué elementos debo considerar a la hora de construirlo? ¿Cómo lo hicieron otros? En este artículo te ayudaremos a responder estas preguntas.


Lo cierto es que tener un título inicial o tentativo puede ser un buen comienzo a la hora de empezar a escribir tu historia, pues te puede ayudar a estructurarla, así, cumplir lo que promete tu título puede convertirse en el objetivo de tu ejercicio de escritura. Veamos un ejemplo.


Para el caso de la autobiografía Adiós a todo eso de Robert Graves el título presenta tácitamente la promesa de descubrir qué es “eso” de lo que el autor se despide, lo que crea así un camino para la narración. El autor estructura entonces su relato contando los acontecimientos más importantes y significativos de su vida y de su país antes de dejar definitivamente Inglaterra para empezar una nueva vida en el exterior.


Conviene entonces pensar en un título que genere preguntas o que cause curiosidad. Pero, ¿qué pasa si no tienes un título antes de empezar a escribir?, no hay problema, no dejes que eso te detenga, sucede en muchas ocasiones que el proceso de escritura revela el título perfecto o la frase adecuada para tu autobiografía; eso sí, teniendo en cuenta algunos elementos orientadores importantes que desarrollaremos a continuación.


1. El tema


Es necesario que identifiques el mensaje o el tema central de tu relato, eso importante que quieres transmitir: amor, fe, valentía, emprendimiento, etc., son algunos ejemplos. Puedes incluir en tu título una palabra o una frase que remita a ese tema, que le permita al lector identificar fácilmente de qué trata el libro.


Así, por ejemplo, con solo el título del libro Confesiones de un joven novelista de Umberto Eco, el lector ya sabe que el relato estará relacionado con la escritura.


2. El tono


El tono del título debe ser igual al tono del libro. Si es un libro de humor el título debe ser también de humor, si es un texto técnico, el título de preferencia también debería acudir a ese lenguaje. El abordaje narrativo que le des a tu historia configura no solo el contenido sino también el título, todo depende de si narras a modo de anécdota, con un lenguaje cotidiano o bien, si lo que buscas es divulgar conocimiento, una teoría o un método.


Por ejemplo, en la autobiografía del comediante y escritor Roberto Gómez Bolaños Sin querer queriendo y la del físico Werner Heisenberg Diálogos sobre la física atómica, son diferentes los propósitos y la narración de cada uno, son dos relatos en los que los autores dan cuenta de las particularidades de sus experiencias y sus conocimientos acudiendo al tono y al lenguaje propio de su profesión.


3. Las posibilidades del lenguaje


También, se puede ser más arriesgado, acudir a juegos de palabras, simbolismos o a generar controversia, buscar títulos que generen gracia, que inspiren, que conmuevan…


Pensemos en títulos como Memorias inmorales del director de cine y teatro Serguei Eisenstein, quien revierte una de las ideas base de los textos biográficos, narrar lo memorable, eso “bueno” y valioso, al decidir compartir lo inmoral. O el caso de Greenlights, la autobiografía del actor y productor Matthew McConaughey donde el autor encuentra y construye un significado simbólico alrededor de las luces verdes y la acción de avanzar.



“No nos gustan las luces rojas ni amarillas porque nos roban tiempo. Cuando nos damos cuenta de que todas se acaban poniendo verdes, ahí es cuando la vida se convierte en un poema y empezamos a conseguir lo que queremos y necesitamos”. (Matthew McConaughey, 2021)


Sin embargo, debes tener en cuenta que al acudir a estos recursos hay que tener cuidado, el título de un libro está pensado para crear expectativa, orientar al lector, para que se haga una idea de lo que va a encontrar en él, no para confundir, eso que quieres resaltar de tu biografía debe ser, sobre todo, reconocible.



gif


Adicional a lo anterior, un buen truco también puede ser utilizar un subtítulo que ayude a aclarar el tema si el título se torna largo o un tanto intrincado; un ejemplo de esto sería el libro biográfico La dama de oro. La historia extraordinaria del retrato de Adele Bloch-Bauer, obra maestra de Gustav Klimt; donde el subtítulo ofrece información adicional.


En este punto, cuentas con ejemplos y elementos orientadores que pueden ayudarte a definir el título de tu autobiografía, tenlos en mente cuando te enfrentes a este desafío. Y no olvides un último consejo, cuando tengas una idea para tu título, búscalo en internet, no quieres que sea igual a otro.


Sea que contrates a un escritor fantasma (Ghostwriter o escritor por encargo) o si lo escribes tú mismo, no olvides utilizar estos consejos para que tu autobiografía logre ser una historia extraordinaria y el título lo demuestre.




Fuentes:


Eleconomista.es (2021). Sorprendentes luces verdes: Matthew McConaughey comparte su brújula para transitar por la vida. Portal Web El economista. https://www.eleconomista.es/status/noticias/11268695/06/21/Sorprendentes-luces-verdes-Matthew-McConaughey-comparte-su-brujula-para-transitar-por-la-vida.html

17 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo