• UVR escritores fantasma

¿Cómo escribir un libro a través de tu blog? (Experiencia real)

Escribir un libro es algo que a muchas personas nos emociona, pues hace parte de nuestros sueños y metas; pensar en tener ese archivo o libro físico en el que se encuentran todos nuestros pensamientos, historias, conocimientos o ideas suena fascinante.


No obstante, también ocurre que encontramos muy difícil llevarlo a la práctica: ¿Cómo voy a escribir yo cien, doscientas o más páginas sobre un tema?¿Cómo me enfrento a un papel o un documento en blanco para lograr tan intenso desafío? ¿Cómo voy a saber yo escribir un libro en el que se mantenga la coherencia durante tantas páginas?


Por preguntas como estas, es que muchas y muchos finalmente nos decantamos por escribir con calma y sin tanta presión en un blog, en los posts de alguna red social, o en una pequeña página web que hemos creado.


Si lo que has leído hasta aquí es tu caso, este post te interesa. En él te vamos a explicar un caso real sobre un libro creado a partir de posts en un blog, compartiremos contigo los principales aprendizajes y te daremos consejos que puedes poner en práctica en tu libro. Vamos allá:



gif


El proyecto ebaes


El proyecto ebaes (ebaes.es) consiste en un blog y posterior videoblog en Youtube relacionado con el mundo del doctorado y la investigación. En él, se trataba de dar respuesta a todas esas cosas que en un doctorado nadie nos cuenta y se dan por sabidas: ¿qué es el impacto de un artículo? ¿qué tipos de becas existen? ¿cómo puedo postular a un doctorado? Siempre desde los aprendizajes “sobre la marcha” de alguien que en ese preciso momento estaba pasando por el doctorado y se hacía cada día esas preguntas y que, indagando, encontraba respuestas y las compartía en diversos posts englobados bajo ese blog.


La llegada de Hacer Investigación y No Morir en el Intento


Un año y medio después de la puesta en marcha del proyecto ebaes, el blog contaba con más de cien posts con el tipo de contenido que ya hemos mencionado, el tráfico de usuarios era relativamente bueno, y en redes sociales ya se había creado una marca personal en ese tiempo. Estos factores hicieron que un día decidiese darle un formato global al contenido del blog y recopilarlo bajo un libro titulado “Hacer Investigación y No Morir en el Intento” (HINMI), un libro de 250 páginas autoeditado que fue publicado en open access en el año 2016. Pero, ¿cómo fue esto posible? Te lo contamos a continuación:


1. Recopilar con orden


Lo primero que debes hacer es seleccionar y recopilar las entradas que quieres que formen tu futuro libro. Debes encontrar la línea temática que defina tu libro, y para ello, deberás recopilar y ordenar las entradas del blog que dan cuenta de esa línea temática. Para HINMI, por ejemplo, se descartaron los posts en los que se daba una opinión o un contenido valorativo, de forma que el libro contuviese solamente información descriptiva que pudiese servir al futuro público.


Una vez tengas seleccionados los posts que conformarán el libro, deberás ordenarlos. El orden dependerá del tipo de libro, de tu estilo y del contenido. Por ejemplo, para HINMI, nos dimos cuenta de que había entradas relacionadas con las becas que se habían publicado con meses de diferencia: ¿qué es una beca? ¿qué tipos de beca existen? ¿qué necesito para postular a una beca? Eran algunos de los posts. Este ordenamiento, claramente nos indicaba que un capítulo iba a tratar sobre las becas de investigación.


2. Complementar y ampliar


Escribir un libro no es lo mismo que escribir uno o varios posts. El estilo, la longitud, el medio… son muy diferentes, por lo cual será necesario complementar y ampliar los capítulos o las secciones conformados por diferentes posts; esto es lo que en realidad ocupará la mayor parte de las tareas de escribir un libro desde nuestro blog.


En ocasiones serán retoques muy superficiales, simplemente para dar coherencia o enlazar los diferentes posts que conforman cada capítulo (en el caso de HINMI, cada post de un capítulo eran un subapartado del mismo). En otras ocasiones tendrás que hacer un esfuerzo mayor y dotar de antecedentes al post, actualizar alguna información desfasada, añadir introducciones y/o conclusiones al capítulo, incluir bibliografía o enlaces… dependerá del tipo de libro y de las intenciones que tengas como autor.


3. Añade nuevas secciones


Un punto a favor de convertir un conjunto de posts en un libro es que podrás utilizar las características del blog para tu nuevo libro. Como bien sabrás, las redes sociales son dinámicas, la conversación es bilateral o multilateral, las posibilidades de obtener feedback y participación son infinitas… solo por nombrar algunas de las propiedades de las redes sociales que no tienen los libros “tradicionales”.


En el caso de HINMI, optamos por incluir un capítulo adicional que no existía en el blog, y que consistía en añadir pequeños relatos de suscriptores del blog en relación a su experiencia con el mundo del doctorado en su ámbito de trabajo. De esta forma, el libro se hizo mucho más “coral” al incluir otras voces que las del autor, así como nuevas experiencias, anécdotas, consejos y puntos de vista que el autor no había experimentado; pero sin perder la cercanía y la primera persona en la narración. Para la segunda edición del libro, además de actualizar y retocar algunos contenidos, pedimos relatos a los suscriptores nuevos para crear otro capítulo de experiencias.


Además, con este tipo de acciones ganarás en la marca personal y podrás crear un círculo en el cual tu libro se retroalimente del impacto de tu blog, pero a su vez tu blog se vea beneficiado por la publicación de tu libro.


Consejos finales para escribir tu libro a partir de tus post


No queríamos terminar este post sin ofrecerte algunos consejos y tips de primera mano que seguramente te sirvan a la hora de escribir un libro a partir de los posts de tus redes sociales:


1. Cuantos más artículos logres subir en el blog, mejor: este consejo es obvio, pero nunca viene mal remarcarlo. Si tu blog tiene poco contenido o lleva poco tiempo en funcionamiento, será más complicado conseguir el número de posts necesarios para armar tu libro. Esto no significa que sea imposible, simplemente que tendrás que dedicar más tiempo a escribir al estilo de un libro “tradicional” para rellenar y ampliar los “agujeros” que no has podido llenar con los posts existentes.


2. Piensa en el público objetivo: Igual que ocurre cuando un blog empieza a funciona bien, un libro casi nunca es para todo el mundo, siempre hay un público objetivo. En el caso de HINMI estaba claro que eran estudiantes de doctorado, normalmente entre 25 y 35 años, de muchas disciplinas del conocimiento. Esto obligaba a que se tuviera que hablar de ejemplos generales no referidos solamente a los del ámbito de investigación del autor del libro (por eso también se recopilaron experiencias de otras personas y otros ámbitos del conocimiento). El tipo de lenguaje, la forma de narrar las experiencias y anécdotas, incluso el contenido de los posts (y por tanto de los capítulos del libro) era muy particular para satisfacer las necesidades y características de ese grupo de personas.


3. Ten en cuenta a priori los aspectos editoriales, de difusión, de contacto con el público, etcétera: ¿vas a publicar tu libro en acceso abierto?, ¿trabajarás con una editorial para la publicación y difusión?, ¿vas a crear o contratar a alguien para crear una página web para publicitarlo?, ¿qué objetivo persigues con el libro: negocio, satisfacer un deseo personal, ayudar a otros…? Las respuestas a este tipo de preguntas deberás tenerlas claras al principio de escribir el libro, pues te ayudarán a tomar ciertas decisiones con mayor eficacia y facilidad que si te las haces cuando ya tengas el libro totalmente terminado y tal vez no haya margen de maniobra.


4. Cuando esté listo, lee tu libro desde el principio hasta el final: parece evidente, pero no todo el mundo hace esto (por vergüenza, síndrome del impostor…) y en un libro que ha pasado por tantos “copia y pega” de un post, es más necesario que nunca. Fallos de ortografía, posts que no fueron bien traspasados al documento del libro, expresiones que no se entienden, páginas que se mueven, numeraciones, capítulos o subapartados que desaparecen o se modifican… son algunos de los clásicos errores y problemas que suelen tener los libros que nacen de posts de redes sociales. Ten mucho cuidado y si puedes, trata de que una o varias personas de confianza puedan leerlo y darte su punto de vista cuando esté terminado.


5. Contrata a un escritor fantasma: un buen escritor fantasma te ayudará a perfeccionar los puntos fuertes de la idea de tu libro y dejará fuera todo lo que de otra manera desanimaría a tus lectores. Tomará el universo de tus publicaciones y las plasmará en un libro de forma organizada y basado en su experiencia editorial. Esta podría ser la mejor alternativa, teniendo en cuenta que tu objetivo ahora es escribir un libro, y esto es algo diferente a lo que has venido haciendo hasta ahora en tu blog.


Pues esto es todo por el momento. Esperamos que este post te haya servido y te haya animado para escribir tu libro a través de los posts en tu blog. Sin duda es un trabajo arduo y que requiere paciencia, ¡pero merece la pena el resultado final!



gif

Sea que contrates a un escritor fantasma (Ghostwriter o escritor por encargo) o si lo escribes tú mismo, no olvides utilizar estos consejos para que tu autobiografía logre ser una historia extraordinaria.

12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo