Buscar
  • UVR escritores fantasma

Este es el secreto para escribir una autobiografía exitosa y que inspire a otros

Para contar correctamente una historia no solo se requiere tener capacidad de redacción, esto es, saber ubicar las palabras y frases de la forma correcta, de manera que logren expresar de la mejor forma lo que quieres transmitir.


Además de esta capacidad es necesario que el escritor sepa cómo contar una historia para que logre encantar al lector.


Son varios los elementos que debe contener una historia para que sea exitosa, pero en este post nos concentraremos en el tipo de historia donde contarás tu vida, es decir, en tu autobiografía.


Ya te hemos dado varios consejos para escribir tu autobiografía, pero lo que nunca hemos mencionado es que para que el libro de tu vida sea exitoso debe enseñar y no solo entretener; puesto que no será una novela, donde el único objetivo es llevar a los protagonistas a que superen diversos obstáculos para alcanzar su final feliz.


Tu libro está basado en una historia real, la tuya, y en cómo lograste alcanzar el éxito que quieres comunicar con el mundo, para esto, es preciso que a medida que avanza tu texto, también se amplíe el número de enseñanzas que le estás dejando a tus lectores.


Si tu objetivo es inspirar a otros a través de un libro, no olvides que la clave está en enseñar, este elemento es el que separa las historias de éxito grandiosas de las promedio.


Para lograr escribir así, enseñando sistemas y no solo narrando historias de vida, es preciso tener en cuenta varios elementos, a saber:


1. Crea y enseña sistemas, no narres historias


Según Joshua Lisec se trata de que no debes solo contar tu historia sino enseñarles un sistema para que ellos también puedan lograrlo; esto te permitirá conectar totalmente con los lectores y que ellos quieran saber más de ti, no solo terminarán de leer tu libro sino que te comprarán los siguientes, te seguirán en tus redes sociales, comprarán tus productos o servicios y se convertirán en un público que siempre quiere escucharte.


Por ejemplo: no es lo mismo narrar la forma en que tú pasaste un mal rato con un mal cliente, a crear e incluir en tu libro una especie de paso a paso de cómo tratar con malos clientes, y esto hacerlo a través de la narración.


Algo como "al final el cliente me dejó comentarios negativos que se viralizaron y tuve muchos problemas para seguir vendiendo en esa red social; en ese entonces no sabía lo que sé ahora, pues ya tengo entendido que para nosotros los emprendedores es mejor no tener clientes a tener malos clientes, pero si ya los tenemos, lo que debemos hacer es devolverles la totalidad del dinero y tener una política de garantía especial para este tipo de clientes..."


En ese párrafo no solo estás contando tu historia, sino enseñando un sistema para tratar con malos clientes.


2. Pasa del "yo" al "nosotros"


El poder de cualquier relato nace de la intensa relación yo-a-nosotros que se forma en cuanto el oyente se da cuenta de que el narrador le está hablando de un sentimiento o una situación que él mismo, como receptor del mensaje, también ha experimentado. Este vínculo activa la empatía del público, garantiza su confianza en el narrador y su interés. Santiago Moll

No es lo mismo decir: "yo tuve muchos inconvenientes para obtener el dinero que necesitaba para invertir en mi negocio, toqué puertas incansablemente hasta que un día ..."


Que decir: "...cuando estamos empezando nuestro camino de crear empresa, conseguir dinero para sacar adelante el proyecto siempre es un desafío para nosotros los emprendedores; tocamos puertas, buscamos de todas las maneras, hasta que un día..."


Si bien ambos párrafos exponen la misma idea, en el segundo párrafo se involucra totalmente al lector, quien se sentirá identificado con lo que se está narrando y querrá continuar; en cambio, en el primer caso puede cansar al lector, a nadie le interesa mucho solo conocer los detalles de la vida de los demás, puede que al principio los emocione pero terminará por aburrirlos, pues sentirán que no les está aportando ningún valor.


3. Enseña algo después de cada historia


Luego de cada apartado o de cada capítulo o de cada sección, deja una hoja con recomendaciones claras para el lector, recomendaciones basadas en tu propia experiencia, por ejemplo, si en este capítulo cuentas la historia sobre cómo contrataste a tu primer empleado, no olvides dejar un conjunto de recomendaciones sobre cómo contratar de forma efectiva, seguro les encantará y sentirán que tu libro además de entretenido es útil.


4. Ponte en los zapatos del lector


Debes ponerte en los zapatos de tu lector objetivo y determinar qué problemas tiene y cómo leer tu libro lo puede ayudar, qué solución le puedes brindar a través de tu historia; no incluyas todas las experiencias que has tenido en tu vida, sino solo aquellas que realmente sean relevantes para tu público objetivo, recuerda que este es uno de los primeros pasos para escribir tu libro, definir tu público objetivo y luego, piensa qué quieren ellos encontrar en tu libro.


Por ejemplo, si tu libro está dirigido a emprendedores en la etapa inicial, debes contar de forma detallada tu historia al inicio de tu carrera como empresario, y abordar problemas como los primeros clientes, los primeros contratos; en cambio, temas como las rondas de inversiones o el escalamiento no deben ocupar tanto espacio en este libro, pues las personas que están iniciando tienen unas necesidades específicas; sí puedes hablar sobre ello, pero sé breve y utiliza una terminología que ellos entiendan; y lo mejor, déjalo como abrebocas para tu siguiente libro que estará enfocado en empresarios de compañías más grandes y con otras necesidades.


5. Las anécdotas no pueden faltar


Las anécdotas son algo que todos amamos, nos generan emociones de todo tipo, algunas nos causan risa, otras emoción, las tristes, de drama o incluso de situaciones terroríficas; pero lo importante es que las anécdotas te dan la oportunidad de culminar con una gran enseñanza que puedes resumir en una frase, la cual luego verás citada en muchas publicaciones en redes sociales, videos y escritos de todo tipo.


Es decir, una anécdota tuya te puede permitir crear una frase con la cual seas recordado por siempre.


Por ejemplo:


Si cuentas anécdota sobre el colegio y cómo te hacían bullying todo el tiempo, hasta que un día decidiste hacerle un favor a tus enemigos y de un momento a otro ellos empezaron a respetarte, podrías terminar la anécdota diciendo: "si te deben favores, serás repetado"... y esta frase podría acompañarte por el resto de tu vida, pues se quedará en la mente de tus lectores y estos la compartirán haciendo que más personas se identifiquen con tus pensamientos.


6. No olvides los ejemplos


Ejemplificar lo que escribimos siempre marcará la diferencia en nuestros textos, a veces creemos que con la explicación basta para que el lector aprenda, pero no es así, un ejemplo nunca sobra; más bien, los libros que contienen grandes cantidades de ejemplos se han convertido en obras clásicas, tales como el libro de Dale Carnegie ¿cómo vencer las preocupaciones y disfrutar de la vida? el cual tiene más de 100 ejemplos de personas que lo han logrado y de cómo lo hicieron; o el libro de Napoleón Hill "Piense y hágase rico" que tiene innumerables ejemplos de empresarios millonarios con el fin de definir cuáles son los hábitos de personas exitosas.





Recuerda que eso que tienes en mente puede convertirse en una gran historia y en general en un gran libro; no lo dejes solo en tu mente, tráelo a la realidad; ten en cuenta todos nuestros consejos y si lo prefieres, busca la ayuda de un escritor fantasma ¡seguro hará realidad tu sueño!



29 vistas0 comentarios

Colombia: (+57) 3012255517 - Perú: (+51) 921449470 - Chile:(+56) 936422156- México: (+521) 5618552222 - Ecuador: (+593) 961175161 - España: (+34) 603293828

©2020 por UVR escritores fantasma. Creada con Wix.com