• UVR escritores fantasma

Quiero escribir un libro de no ficción ¿Por dónde empiezo?

Empezar a escribir puede ser la tarea más difícil a la que debemos enfrentarnos en el proceso de escritura de un libro en general. En este artículo hablaremos acerca de algunos consejos útiles que puedes poner en práctica en el momento en que te surja el interrogante: "quiero escribir un libro, ¿por dónde empiezo?":


gif



1. Supera el bloqueo de la página en blanco


Es algo muy común entre los autores sentir bloqueo al ver el documento en blanco donde deben empezar a escribir, por eso, el primer consejo para empezar a escribir tu libro es superar este desafío.

Si te enfrentas al bloqueo de la página en blanco cuando comienzas a escribir tu libro de no ficción puedes empezar narrando un acontecimiento importante o relacionado con la historia que quieres contar, si solo recuerdas cómo inició o qué consecuencias trajo consigo también puedes empezar por contar estas partes.


Lo importante es que comiences a escribir, más tarde, en una relectura, podrás llenar los vacíos textuales e incluir toda la información relevante que en ese primer momento no recordabas, o eliminar partes que no son importantes en la historia.


El bloqueo ante la página en blanco significa que no sabes o no tienes claridad sobre cómo debes empezar la redacción, por eso, lo ideal es que comiences por aquellas partes acerca de las cuales tienes más claridad, aunque estas vayan a ser eliminadas posteriormente o no tengan mucha coherencia.


Recuerda que lo importante es escribir, y que tal vez estas ideas sin coherencia o esta lluvia de ideas sueltas te pueden ayudar a encontrar esa primera frase de tu libro de no ficción y la mejor forma para empezar a escribir.



gif


2. Identifica tu propia manera de contar


Todos tenemos una manera de contar una misma historia o diferentes historias y este es un factor muy importante en la escritura de libros de no ficción, pues, por ejemplo, no sería conveniente que la voz del autor y su estilo sea igual si el libro de no ficción se trata de un escrito personal como unas memorias, a cuando se trata de un texto más técnico como un libro de no ficción enmarcado en la categoría de ensayo.


Así que desarrolla y define tu propio estilo, todos lo tenemos, solo debes dejarte llevar por la escritura, practica escribiendo algunos textos cortos o pequeños fragmentos de tu historia, así encontrarás tu estilo personal de narrar, algunos estilos tienen un poco de humor, otros de suspenso, otros transmiten mensajes directos y claros, a otros les gusta dar más detalles, también existen los que responden interrogantes mientras escriben o los que se apoyan en múltiples ejemplos, o citas, en fin, hay un universo de estilos de redacción, no descanses hasta encontrar el tuyo y logra tener un sello personal en la escritura. Esto no solo diferenciará tu escrito de otros, sino que también aumentará el interés de tus lectores por llegar al final de tu historia.


3. Define qué sensaciones y aprendizajes quieres comunicar


Si tu libro de no ficción pertenece a la categoría "autoayuda" puedes iniciar tu escrito con la promesa de ayudar al lector a mejorar en ese aspecto de su vida del que trata el método propuesto en tu libro, así como también puedes hablar de la urgencia de seguir este método o la importancia de hacer ciertos cambios y desarrollar ciertas habilidades como los que planteas en el libro.


Si, por ejemplo, el libro de no ficción está inscrito en la categoría "viajes y guías de turismo" podrías comenzar hablando de todos los atractivos del lugar y los porqués de hacer el recorrido hasta allí. O en un libro de no ficción de la categoría "humor", por ejemplo, podría destacarse al inicio del escrito una crítica con un estilo humorístico para generar simpatía y cierta complicidad con el lector.


Si tu texto es una crítica a alguna problemática social este podría comenzar presentando ideas o datos que generen indignación en el lector o rechazo hacia los hechos reales sobre los que el texto reflexiona.


Todo esto se hace con el fin de que el lector entienda con anticipo de qué trata el contenido del libro, cuál es la historia que se está contando o el método que se está compartiendo, cuál es el estilo de la narración y a qué categoría de no ficción pertenece tu libro; pero también, se hace con el fin de llevar al lector a sentir y experimentar distintas emociones y sensaciones que lo hacen querer saber más de la historia.


Al mismo tiempo, empezar con frases en las que el lector pueda identificar aspectos de fondo del contenido previo a la lectura puede ser un factor que genere interés por el libro y hacer que este se identifique con la historia narrada.


4. Escoge el tema de tu libro y la categoría de no ficción en que este se enmarca


En nuestro blog puedes leer el artículo Tipos de libros de no ficción que puedo escribir donde encontrarás una amplia variedad de opciones de géneros literarios de no ficción entre las cuales puedes seleccionar la que más se adecúe a tu estilo y propósito narrativo. Una vez hayas escogido el género de tu libro debes decidir cuál será la temática central de tu escrito de no ficción.


Recuerda que solo debes escoger un tema central alrededor del cual girarán todos los hechos, acontecimientos, experiencias e información que expondrás en tu libro. Acota tu tema escogiendo uno que te permita ofrecer una solución a un problema concreto o bien, delimitar el contenido de tu libro a todas aquellas experiencias y hechos que son relevantes para la construcción de tu historia, así como a los pasos y consejos necesarios que integran el método que vas a proponer en tu libro de no ficción.


Si, por ejemplo, tu libro se enmarca en la categoría de memorias debes seleccionar el momento o etapa de tu vida en la que te centrarás y acotar aún más el contenido de tu libro relatando solo aquellas experiencias y hechos relevantes en esa etapa, para que el mensaje que quieres transmitir llegue al lector efectivamente.


5. Define el público objetivo de tu libro


Si bien tu libro en formato e-book o físico puede llegar a cualquier tipo de público es esencial que antes de comenzar sepas para quién quieres escribir, debido a que las experiencias vitales de las personas en cada etapa de su desarrollo, los problemas que se les presentan y los intereses de cada grupo etario son distintos. De modo que tu tema y el contenido de tu libro, así como la forma de dirigirte a tus lectores, no será igual en todos los casos.


Conocer a tu lector objetivo o lector ideal es muy importante tanto para la escritura de tu texto de no ficción como para los momentos previos a esta, a saber, de indagación, documentación o selección del contenido de tu libro.


Dependiendo de las características de tu público lector podrás utilizar unas u otras metáforas, referentes, formas de comunicarte, historias, citas o frases para captar en las primeras páginas la atención de tus lectores y comunicar el mensaje de tu libro de manera efectiva.



gif



6. Documéntate y realiza una investigación


En caso de que la categoría de tu libro de no ficción sea biográfico, periodístico, crónica, ensayo u otra, cuyo contenido se basa en hechos reales que no son experiencias vividas en primera persona, debes documentarte y cerciorarte de obtener información veraz y actualizada de fuentes primarias.


Confirma que las fechas y los lugares en que acontecieron los hechos son correctos, verifica tus datos y evidencias, contrasta tu perspectiva con otros puntos de vista de autores que han hablado sobre el mismo tema que abordarás en tu libro para que tus lectores reciban información veraz y actualizada, y des a entender eficazmente lo que quieres contar o explicar.


Si tienes conocimientos previos en el tema haz un listado de aquellos puntos relevantes y necesarios para contar tu historia sobre los cuales debes obtener más documentación. De lo contrario, si estás interesado en escribir una historia de no ficción sobre hechos no vividos en primera persona sobre los cuales no tienes mucho conocimiento, debes leer y documentarte al respecto tanto como te sea posible para decidir qué información incluirás y cuál descartarás.


7. Identifica las ideas principales que vas a desarrollar en tu libro


Deja por escrito las ideas principales y secundarias de tu texto, los títulos y subtítulos que quieres desarrollar, los posibles temas, hechos o experiencias relevantes que puedas y desees contar en tu libro de no ficción.

No te preocupes si no tienes claridad sobre el contenido y la estructura final que tendrá tu texto de no ficción, estos son los primeros pasos para darle forma al contenido final de tu libro. Lo importante es que comiences a escribir en la primera página en blanco, y que empieces a darle orden o a planificar las ideas que quieres plasmar en tu libro y que son relevantes para el desarrollo del tema central.


Puedes comenzar anotando únicamente algunos títulos o haciendo mapas mentales, desde el más general o el tema central hasta relacionar las ideas más específicas. Déjalas por escrito en una libreta o en tu computadora, utiliza post-it, tableros de notas o cualquier otro recurso donde puedas anotarlas. Así, al momento de empezar a redactar tu libro no solo tendrás organizadas las ideas más relevantes, sino que también podrás evitar o superar el bloqueo de la página en blanco.


8. Estructura el contenido a través de un índice tentativo


Dale algunos nombres tentativos a los capítulos según el contenido que quieres abordar y ordénalos de la forma como has pensado estructurar tu libro.


Poco a poco también puedes ir añadiendo algunas ideas sobre el contenido temático que quieres desarrollar en cada capítulo y sobre la forma como le presentarás este contenido a tus lectores, esto facilitará el proceso de escritura de tu libro de no ficción y la continuación de cada sección de tu texto, además, garantizará que tu texto tenga coherencia temática.


Si en tu libro de no ficción explicas un método fiable que da resultados comprobados y que quieres compartirlo con tus lectores, igualmente, trata de estructurarlo antes de comenzar con su presentación. Define por secciones o apartados: ¿Cómo deben desarrollar el método que propones? ¿Cuál es el estado o de dónde deben partir? ¿Qué consejos útiles puedes compartir en el libro para que tus lectores aprendan el método más fácilmente? ¿Cuál es la mejor manera de crear la rutina, el hábito o desarrollar la habilidad de la que hablarás?, y ¿Qué conocimientos, habilidades o técnicas aprenderán tus lectores siguiendo esta metodología?


9. Define el título de tu libro de no ficción


Define cuál es el mensaje que quieres dar y compartir a tus lectores con tu libro y acorde a este, la categoría de no ficción y el tema que seleccionaste dale un nombre tentativo a tu libro.


Ten en cuenta que el nombre debe ser conciso y claro, aquí te dejamos algunos consejos para definir el título de tu libro.


10. Contrata a un escritor fantasma


Si no tienes el tiempo necesario para sentarte a redactar tu libro, contratar a un escritor por encargo o ghostwriter es una gran decisión, pues un escritor experto te entrevistará y con base en esto construirá cada capítulo de tu libro, el cual quedará como si tú mismo lo hubieras escrito, además se utilizarán todos los recursos necesario para lograr el mejor texto posible.


Además, un escritor fantasma te brinda una asesoría personalizada para que obtengas el libro que sueñas, ese que tienes en tu mente pero que aún no se ha materializado.



gif


Esperamos que estos consejos puedan ayudarte a dar el primer paso para escribir. Sea que contrates a un escritor fantasma (Ghostwriter o escritor por encargo) o si lo escribes tú mismo, recuerda ponerlos en práctica cuando decidas comenzar a construir ese libro de no ficción que deseas compartir con tus lectores.



14 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo