• UVR escritores fantasma

Redacción para principiantes (tips para terminar tu autobiografía en tiempo récord)

Es cierto que algunas personas nacieron con la inteligencia lingüística que les permite llevarse bien con la escritura, a este tipo de personas puede resultarles más facil escribir sus documentos; sin embargo, esto no quiere decir que los demás no puedan redactar algún texto, solo que necesitan un poco más de dedicación para lograrlo.


Todos somos diferentes, lo que sirve para unos no sirve para otros. Por eso encontrarás muchos manuales para escribir y dirás, "a mí no me funciona", por tal razón, en este artículo te dejamos algunos consejos generales de redacción que te permitirán escribir una autobiografía aunque no seas un experto redactando textos. Escribir un libro de no ficción puede parecer un suplicio, porque está relacionado con trasnochos, miedo, frustración y ansiedad, y no es para menos, pues no existe un método único para construir una autobiografÍa, esto depende del tema seleccionado, del contexto, del objetivo del libro, entre otros elementos.


Lo que sí debes saber es que el resultado final de un libro depende principalmente del autobiografiado, de su forma de trabajar, de su constancia y compromiso, de su disponibilidad de tiempo y recursos, y de su aptitud para escribir el texto.


Por ello, a continuación mencionaremos algunas estrategias en materia de escritura que pueden ser muy útiles para construir un libro, incluso si no eres un escritor experto. Vamos allá:

1. Separa el objetivo central de la autobiografía en metas pequeñas (que serían los capítulos)


Una vez hayas escogido el objetivo de tu autobiografía es necesario que separes ese gran objetivo en subobjetivos para que sea más fácil alcanzarlo. Según Henry Ford: "Cualquier meta, no importa lo grande que sea, puede lograrse si la partes en suficientes pedazos pequeños”.

Los subobjetivos que extraigas se convertirán en los capítulos que compondrán tu libro, por eso, es importante que esa división la hagas pensando en todos los temas, o bien, los relatos que te gustaría contar en tu libro; es un ejercicio enriquecedor, porque incluso te permitirá obtener el índice tentativo de tu autobiografía, que será un guía a lo largo de tu proceso de escritura para avanzar satisfactoriamente.


La lluvia de ideas es una gran herramienta para lograr una autobiografía exitosa

Deja que las ideas fluyan, aunque sea en forma desordenada, eso sí, anótalas donde puedas para que no las olvides. Eso que llaman "lluvia de ideas" sí que funciona, y generalmente te lleva a grandes resultados. Por eso, para hacer la subdivisión del objetivo general esta es una herramienta clave. No tengas en cuenta el orden todavía, solo deja que las ideas lleguen a tu mente y trata de escribirlas todas en el momento en un documento, en un cuaderno o incluso en el celular.


Luego de tener una lista larga o pequeña de ideas, selecciona aquellas que consideres de mayor relevancia para tu proyecto. Este consejo funciona bien, tanto para elegir un tema central para la autobiografía, como para avanzar en la construcción del documento final.

2. Describe o argumenta tus ideas, es decir, crea contenido para cada capítulo


Ahora, toma las ideas escogidas (subobjetivos o metas) y arguméntalas, esto quiere decir que debes desarrollar cada idea lo más detallada posible, ¡ojo!, no se trata de extenderte 100 páginas por cada idea, sino de tratar de dejar claro su propósito.


Apóyate en ejemplos, en anécdotas e historias y en tu propio conocimiento para que haya claridad sobre cada tema tratado.

Todo depende de cómo escribirás tu libro, si por ejemplo deseas escribir diversos relatos que al final describan tu vida, lo que harás es escribir esas historias de forma detallada; o si quieres dejar consejos de acuerdo con tu experiencia, desarrollarás una serie de recomendaciones basadas en sucesos de tu propia vida que te dejaron una enseñanza.

3. Ahora sí, organiza tu escrito


Una vez hagas lo anterior tendrás una gran cantidad de información para tu libro. ¡Ahora debes organizarla! Toma los subojetivos y clasifica la información de acuerdo a estos, de esta forma tendrás listo uno o varios capítulos según tu necesidad.


En este paso es donde le das un orden a tu autobiografía, recuerda que en este tipo de libro no es necesario seguir un orden cronológico exacto, puedes organizar tus capítulos de la forma en que desees, por ejemplo, según la edad que tenías, según el lugar donde te encontrabas, o bien, según la importancia de los relatos o historias que deseas narrar.


Este es el secreto de los escritores y de las personas que construyen grandes proyectos: no es necesario ceñirce a un orden establecido al inicio, porque en el proceso todo cambia. Si bien debes tener en cuenta un cronograma de trabajo, esto no es una camisa de fuerza, y te aseguramos que siguiendo los tres pasos anteriores lograrás más y mejores resultados en cuanto al contenido de tu autobiografía.


gif

Adicionalmente, a continuación te dejamos algunos consejos prácticos de redacción para que los apliques a la hora de escribir tu autobiografía:

1. Aprende a organizar las ideas


Para tener un texto organizado, es necesario enumerar las ideas, explicaciones o afirmaciones sobre X o Y tema, para eso te aconsejamos lo siguiente: si es en un mismo párrafo y son palabras o frases muy cortas, hazlo con comas; si son frases medianamente largas que están separadas con comas de manera interna, usa punto y coma; si estas frases son cortas pero deben llevar un orden en específico, usa numeraciones dentro del párrafo (a,b,c... 1,2,3...); si son párrafos (tres o más líneas) sepáralos del texto, colócalos en bloque con un poco de sangría y utiliza viñetas, o bien numeraciones de acuerdo a su clasificación.

2. Evita la redundancia

Para evitar la redundancia, haz un checklist sobre los temas que debes abordar a lo largo de todo el documento, y una vez vayas escribiendo sobre ellos táchalos o bórralos de este; así evitarás hablar de lo mismo en varios apartados de la autobiografía.

3. No te devuelvas a ver si lo que llevas está bien, porque puedes frustrarte.


Espera terminar tu redacción, aunque sea de cada capítulo, y organízala totalmente para releer; al principio cuando escribimos los párrafos no tienen sentido, pero luego, incluimos una cita, colocamos un ejemplo, agregamos un conector y ¡eureka! tenemos un texto maravilloso y con calidad.


Por eso, la clave para terminar tu texto sin frustaciones es avanzar sin devolverte constantemente, termina un capítulo o una sección y luego realiza la relectura, así el ejercicio de escritura será mucho más productivo y a la vez evitarás sentir que cometes un error antes de terminar lo que te propusiste.


4. Contrata a un corrector de estilo para tu libro


Cuando termines el proceso tendrás un documento final que necesita ser revisado para corregir errores gramaticales, ortográficos y de coherencia; ante esto, lo más recomendable es dejarlo en manos de un experto en corrección de estilo. No estamos diciendo que no puedes cuidar de algunos detalles, pero, es mejor concentrarte en el contenido, esto te hará ganar tiempo para las cosas más importantes de tu autobiografìa y además, disminuirá tu estrés. Además, recuerda que siempre puedes recurrir a los servicios de un escritor fantasma o ghostwriter para que te apoye en la escritura de tu libro, en caso de que eligas esta opción, tú contarás todas las ideas que tienes en la mente y un experto en escritura se encargará de plasmarlas en un documento que se convertirá en tu autobiografía.


Sea cual sea tu decisión, escribirlo por cuenta propia, o contratar a un escritor por encargo. ¡Ánimo! Recuerda que puedes lograr todo lo que te propongas; ahora necesitas dar el primer paso.



gif


8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo